¿Cómo funciona un pararrayos?

¿Cómo funciona un pararrayos?

Cómo funciona un pararrayosCómo funciona un pararrayos, es lo que hay que saber para una correcta protección. Se necesita un  sistema pararrayos, que es un conjunto de  elementos cuyo fin es interceptar el rayo y derivarlo de forma segura a la tierra.

¿Qué es un pararrayos?

Un pararrayos es un terminal aéreo, punta captadora, varilla o bayoneta que hace las veces de pararrayos, es parte de un conjunto de varias puntas, o mallas para tal fin. El objetivo de estas puntas es recibir los impactos de los rayos, evitando que dañen estructuras como edificios, antenas, torres, etc, protegiendo la integridad de estas, su funcionamiento y la vida de las personas que las habitan. Esta compuesto de soporte base, y grapa para interconexión con el cable del sistema captador.

El objetivo principal de estos sistemas es reducir los daños que puede provocar la caída de un rayo sobre otros elementos. Muchos instrumentos son vulnerables a las descargas eléctricas, sobre todo en el sector de las telecomunicaciones, electromecánicas, automatización de procesos y servicios, cuando hay una tormenta con actividad eléctrica de rayos. Casi todos los equipos electrónicos incluyen componentes sensibles a las perturbaciones electromagnéticas y variaciones bruscas de la corriente. La fuente más importante de radiación electromagnética es la descarga del rayo en un elemento metálico o, en su caso, en un pararrayos.

¿Por qué protegerse de los rayos?

Los rayos con frecuencia impactan en el suelo, por eso las estructuras no protegidas son propensas a sufrir daños por las descargas eléctricas. El daño que cause dependerá de las características del lugar donde caiga el rayo, en particular su conductividad eléctrica, la intensidad de la corriente eléctrica y la duración de la descarga. Cuando un objeto es impactado por un rayo, la corriente eléctrica aumenta su temperatura excesivamente, haciendo que los materiales combustibles fueran un peligro de incendio.

En caso de tormenta, la mejor protección para una persona es un refugio: Casas, edificios cerrados, sobre todo si están equipados con sistemas de protección contra descargas eléctricas.

Las redes eléctricas y de telecomunicación son elementos vulnerables y los impactos de rayos han causado apagones y verías en las telecomunicaciones.

Casas protegidas contra rayos

Muchos de nosotros confiamos en la llamada tecnología inteligente. La desventaja de esta tecnología es que los dispositivos son cada vez más sensibles y más susceptibles a las interferencias.

Cuantos más dispositivos digitales usemos, más importante es protegerlos. Esto garantiza que la tecnología de casas inteligentes y las oficinas en el hogar estén disponibles permanentemente, el sistema de calefacción funcione de manera confiable y nuestra conexión de Internet sea permanente.

Ya sea una casa nueva, remodelada o modernizada: ¡Las casas inteligentes requieren una protección completa!

Edificios de viviendas protegidos contra rayos

Hoy en día, la tecnología inteligente constituye la base de la vida moderna . Ofrece comodidad, seguridad e independencia. La protección contra rayos y sobretensiones es fundamental para garantizar que esta tecnología sea confiable.

Los copropietarios o inquilinos dan por sentada la función confiable de importantes tecnologías, electrodomésticos y sistemas de información y entretenimiento. Tanto los residentes de edificios nuevos como los existentes requieren comodidad y funcionalidad.

Edificios de oficinas protegidos contra rayos

Ya sean estaciones de trabajo modernas, edificios de oficinas o locales comerciales, todos requieren componentes técnicos fiables para cumplir su función. Deben evitarse los cortes.

Los edificios inteligentes y, por lo tanto, los entornos de trabajo modernos dependen de la tecnología sensible en red: automatización de edificios, sistemas KNX, luces LED y tecnología sensible de seguridad, datos o comunicación, por nombrar solo algunos.

Los efectos de los rayos y las sobretensiones ponen en riesgo a las personas y provocan tiempos de inactividad y daños en los edificios, así como tecnología sensible y costosa . Esto se traduce en altos costos de reemplazo y reparación y pérdida de productividad, por ejemplo, si departamentos enteros están paralizados y no pueden realizar su trabajo.

Garantice un funcionamiento sin problemas de edificios funcionales, administrativos y de oficinas con un concepto de protección eficaz para contrarrestar los efectos de los rayos y las sobretensiones.

La industria protegida contra rayos

La protección contra rayos y sobretensiones aseguran que los procesos de producción estén disponibles permanentemente, ya que el personal que trabaja y sus equipos están a salvo de los efectos nocivos de los rayos.

La tecnología sensible y los sistemas de automatización de la Industria requieren protección. Máquinas, equipos de plantas o sensores se comunican entre sí e intercambian información constantemente. Esto requiere un flujo constante de poder e información.

Estos sistemas deben funcionar de manera confiable incluso en caso de tormentas eléctricas y sobretensiones, ya que una interrupción de la producción conlleva altos costos y puede tener consecuencias existenciales.

Evite este riesgo y proteja sus procesos de producción mediante un concepto de protección contra rayos y sobretensiones cuidadosamente planificado para la estructura del edificio, plantas de procesos y tecnología de datos.

Proteja a sus empleados con la ayuda de equipos de protección personal y sus plantas de procesos con la ayuda que le podemos prestar.

¿Dónde se instalan los pararrayos?

  • Techumbres de todo tipo de material.
  • Chimeneas.
  • Torres o postes.
Abrir whatsapp
Hola.
¿En qué podemos ayudarte?